Perú

Perú

22.12.16

WITOTADAS

No sólo los niños son crueles. Con esto de las redes sociales cualquiera es y se vuelve cruel. Hace poco nuestra realidad política nos hizo ver lo paupérrimo y bajo que llegan algunos, defendiendo lo indefendible. La crueldad peruana se hizo evidente con uno de ellos, me pasó, por interno envié el “meme”, que hacía alusión a su discapacidad y quiero pedir disculpas a los amigos que les remití, fui muy ligero. La mayor discapacidad del ser humano es su pensamiento, obtuso, corderos del poder efímero, manejables y patéticos. Son aquellos que reciben órdenes subalternas y lo defienden con una pasión estúpida, que cualquier niño de primaria se queda asombrado de ver y oír; a personas que deberían ser el ejemplo y modelo de las nuevas generaciones en moral, honor, actitud, tolerancia; hablar y tener gestos peor que las de delincuentes. Y eso es lo que están aprendiendo.

Y uno de estos es un discapacitado y pues, las personas se le han ido encima con una crueldad inimaginable, que supera cualquier límite permitido. Él mismo lo dice, “luego de esto voy a recibir todo tipo de insultos, mentadas de madre, alusiones a mi discapacidad…”. ¿Acaso él también no tiene límites o pensó que su discapacidad lo iba a poner a buen recaudo? Las redes sociales se han vuelto jaurías depredadoras y esto parece que les gustara a estos “padres de la patria”.

Los congresistas, Galarreta y Becerril, se han vuelto las piñatas de las redes. En la mayoría de los casos provocados por ellos mismos, por supuesto, con la venia de su jefa. De Becerril es mejor no decir nada, su discapacidad mental es tan notoria que no necesita presentaciones. Sin nombrar a las damas, para variar una de ellas huanuqueña, que nos quiere dar clases de anticorrupción y honestidad desde su bancada. Muchos de esta bancada con procesos de narcotráfico, enriquecimiento ilícito, violadores de los Derechos Humanos, sentenciados (la presidente de economía con apenas estudios secundarios), despotricando “contra la corrupción” del nuevo gobierno. Y como son “mayoría”, a comerse las uñas de pica, rabia y pena.

Sólo falta invitar a los escaños a  Caracol y el Cojo Denis para darnos clases de cómo no robar, no asesinar, no extorsionar, no, no…no sigo.

Felizmente aún hay libertad de expresión…

Wito…

15.9.16

Envejecimiento precoz

WITOTADAS



Una foto es testigo de mi “precoz envejecimiento”, forzado, el mes de mayo pasado. Cómo no envejecer y tener cara de trasnochado (“¡…qué tal amanecida Negrito!”) si eran más de siete días que no dormía, casi, nada. Apenas cerraba los ojos, los abría, asustado de qué hacer y cómo solucionar los imprevistos. Imprevistos que tenía que resolverlos; nervioso y tensionado estiraba el brazo para poner entre mis dedos un cigarrillo, para ver si me ayudaba a resolver los benditos imprevistos. Minutos, horas, mañanas y noches completas, sin dormir, sin quitarme de la cabeza la angustia, tenía miedo que un día de esos cometiera alguna barbaridad. Me abstuve de consumir algún medicamento para la ansiedad, los filtros eran mi paliativo. Cada día que pasaba se hacía, más, evidente mi malestar.  El estar a cargo de un evento cultural, resultó demasiado serio. Algo muy serio, el reto se me estaba escapando, peligrosamente, de las manos e iba a resultar un fiasco, una burla, un hazmerreír. Seguro que algunos “amigos” deseaban ver el fracaso del evento, para zaherir mí “supuesta” inmadurez y a la municipalidad por apostar por esa misma “supuesta” inmadurez.

El I Concurso Nacional de Cuentos y Poesía: “Huauco de Oro”, fue organizado por los amantes de la cultura sucrense, la Asociación Cultural “Letras Huauqueñas” y la Municipalidad Distrital de Sucre. Doy gracias a cada uno de ellos por poner el hombro y, se haya desarrollado de la manera que se había planeado. Una de las intenciones, aparte de los valores culturales agregados, que motivó la organización del I Concurso, fue poner en claro y alto, que el Huauco, ahora Sucre, no es un pueblo del montón. Que aún hay personas que desean ver a su juventud interesarse por aspectos, motivaciones y realidades más importantes, que las cosas banales que les dan los medios de comunicación y la propia educación.  Gracias a los amigos que, desde lejos, nos hacían llegar sus energías positivas con mensajes motivadores de seguir adelante. A los amigos que no fueron nombrados en la ceremonia, debido al tiempo, pero estuvieron ahí “sudando la gota gorda”. A ellos mis felicitaciones y agradecimientos:

A mi joven vecino, amigo, buen conversador, inteligente, Walter Mariñas Sánchez, por llevar la ceremonia de manera virtuosa, no se intimidó, los personajes que estuvieron en la Mesa de Honor eran para tartamudear. Me hubiera pasado. La ceremonia trascurrió de manera agradable y supo capear algunos pequeños inconvenientes propios del tiempo, “hora peruana o Cabana”.

Mi amiga, Deilú Oliveros Soto, promotora de la cultura cajamarquina, hacedora de poemas a la niñez y la vida, una vida prolija en la vida cultural de nuestro departamento; quien a cada momento se interesó y estuvo pendiente del Concurso, no quiso perderse la ceremonia y nos acompañó la noche del 13 de mayo.

A la “Burrita”, al amigo de una y mil anécdotas, al flaco de la mente ágil, el rey de la ironía sana, José Lino Rojas Mori, me sumergió en el mundo de la tipografía moderna y nos ayudó mucho con las tarjetas, afiches y el banner, salió a precio de costo gracias a sus contactos. Mis respetos “…así no es pe Burrita”. 

Al talentoso profesional, educado y joven amigo, Jorge Delgado Tinoco, Kokish para el barrio, los familiares y amigos. Nos creó el facepage, contactó con periodistas de la provincia para extender, mediante entrevistas, la noticia del I Concurso…, se te va a extrañar Kokish.

A don Elmo Santiago Cotrina Sánchez, quien pese a sus multiples ocupaciones se dio un tiempo para ayudar en el arreglo del local y demás "cositas", con su apoyo incondicional se mejoró.

Un agradecimiento especial a mi hija, Athala…subsanó varios de esos “imprevistos”, de los cuales explicaba, mi “precoz envejecimiento”, letras arriba.


Wito…